Volver al listado de Investigaciones
Comunicados de Prensa

Bailar con el más feo: las hembras emparejadas con machos poco atractivos sufren más estrés

La elección de pareja es un proceso complejo. Aunque todas las hembras aspiren a conseguir su particular príncipe azul, éste a menudo no llega y una conformarse con la cruda realidad… y el organismo se resiente. En un estudio realizado en el lagópodo escocés (Lagopus lagopus scoticus) hemos encontrado que las hembras emparejadas con machos con unas mayores carúnculas supraorbitales (un ornamento sexual atractivo para estas) mostraban menores niveles de corticosterona en las plumas. La corticosterona es una hormona que se libera en durante la respuesta a situaciones estresantes, por lo que podemos deducir que las hembras emparejadas con “chicos guapos” de la población estaban menos estresadas que aquellas que tuvieron menos suerte en sus enlaces. De hecho, cuando realizábamos una manipulación experimental de ciertos parásitos intestinales (el nematodo Trichostrongylus tenuis), observamos que, entre las hembras que estaban infectadas, aquellas emparejadas con machos poco atractivos mostraban siempre unos mayores niveles de estrés (más corticosterona en plumas) que las emparejadas con machos muy ornamentados.

Estos resultados ayudan a entender algo mejor los costes y beneficios de tener éxito en el proceso de emparejamiento, estableciendo un vínculo funcional entre emparejamiento, salud y niveles de estrés.

Los resultados de este trabajo acaban de ser publicados en la revista Behavioral Ecology and Sociobiology, en un artículo firmado por Francois Mougeot, Adam Lendvai, Jesús Martínez-Padilla, Lorenzo Pérez-Rodríguez, Mathieu Giraudeau, Fabián Casas, Ignacio T. Moore and Steve M. Redpath y titulado “Parasites, mate attractiveness and female feather corticosterone levels in a socially monogamous bird ". El PDF del mismo puede descargarse en el panel izquierdo de esta página

 

Imágenes

  • Ella aún ignora el estrés que le queda por sufrir...
  • Hembra de lagópodo escocés (Foto: Lorenzo Pérez-Rodríguez)
  • Tratando de llegar a nuestra zona de estudio en Edinglassie (Foto: Lorenzo Pérez-Rodríguez)
  • Vista de una de las zonas de estudio (Foto: Lorenzo Pérez-Rodríguez)
  • Capturas nocturnas (y húmedas) de lagópodos (Foto: Lorenzo Pérez-Rodríguez)
  • Pareja de lagópodos escoceses (Foto: Rocío Tarjuelo)